El estudiante de secundaria Hobbs Kessler lo mezcla con los profesionales

Un 56.06 le dio a Hobbs Kessler la última vuelta más rápida en el USATF Grand Prix 1500. (KEVIN MORRIS)

HACIENDO SU DEBUT EN HAYWARD FIELD, Hobbs Kessler tuvo otra oportunidad de competir con los grandes en el GP de la USATF, terminando sexto en las 1500 húmedas y ventosas en 3: 40.46, un tiempo que hizo que el senior de Skyline (Ann Arbor, Michigan) No .3 de todos los tiempos entre las preparaciones, solo después de Alan Webb y Jim Ryun (ver tabla).

“Salió súper rápido”, dice. “Estaba colgando de la parte de atrás, pero pasé como en el 43, así que no estaba muy preocupado por eso. Luego, el ritmo se desaceleró un poco, pero no lo sentí demasiado “.

Los primeros 300 de 43,89 tenían a Kessler en último lugar en el campo de 14 hombres (2 eran conejos). Su siguiente vuelta completa, 59,82, lo mantuvo allí. No pasó a nadie hasta la siguiente ronda, que cubrió en 60.69.

Luego llegó el momento del pánico: “Pensé, ‘Realmente tengo que ir a las 3:40’. Masón [Ferlic, a sometime training partner] me estaba gritando con 300 para ir, ‘¡Ve ahora! ¡Ve ahora!’

“Realmente no recuerdo mucho sobre los últimos 150. Estaba esforzándome”. Eso significó pasar a otra media docena de competidores, incluidos nombres notables como Johnny Gregorek, Geordie Beamish, Bryce Hoppel, etc. (Continúa a continuación)



El fenómeno de 18 años cubrió su última vuelta en 56.06. Fue el más rápido de todos en la carrera, con el siguiente mejor perteneciente al compañero Michigander Donavan Brazier (56.14), que no había seguido al conejo y lideró la carga del segundo grupo para perseguir a los que lo hicieron, Ollie Hoare y Justyn Knight. .

“En mi mente estaba bastante contento con la carrera. Pensé que iba a correr 3:38 o 3:37. Y pensé que iba a ser el último en morir. Así que fue una pequeña compensación que vencí a los profesionales de tiempo completo, pero no corrí tan rápido como quería “.

Si tuviera la oportunidad de hacerlo de nuevo, dice: “Casi me voy en la tercera vuelta, para adelantar a algunas personas y avanzar antes. Lo haría la próxima vez. No puedo decidir si no soy lo suficientemente fuerte. Sentí que iba duro, pero tan pronto como sonó la campana, tenía más engranajes.

“Así que no sé si me baso más en la velocidad o simplemente en una experiencia psicológica. Me esforzaría un poco más para adelantar a más personas y dejar un poco menos de trabajo para la última vuelta “.

Por ahora, Kessler, que se dirigirá al norte de Arizona, regresará a las carreras de la escuela secundaria local con su equipo y no tendrá la oportunidad de probar otra estrategia con los grandes durante un mes más o menos.

Para garantizar un lugar en las pruebas olímpicas, necesitará una auto-Q de 3: 37.50 (que, por cierto, le daría el récord de la escuela secundaria para ir con el estándar de milla interior que reclamó durante el invierno).

cshow El estudiante de secundaria Hobbs Kessler lo mezcla con los profesionales

Deja un comentario